Noé

Hoy le toca el turno a la sesión de comunión de Noé, en El Bocal.

La tarde que realizamos la sesión de Noé hacía una temperatura muy agradable,

me atrevería a decir que hacía calor, pero con las temperaturas que hemos tenido estos últimos días…

vamos a dejarlo en que hacía una tarde con una temperatura muy agradable.

Nos dirigimos hacia El Bocal después de realizar unas cuantas fotos en mi estudio.

Sé que lo digo muchas veces, pero me encanta buscar rincones

en algún parque, campo, en medio de la naturaleza

y encontrar una luz bonita donde poder realizar la sesión.

Sin quitar protagonismo a Noé pero haciéndose notar nos acompañó Inés,

a la que por supuesto hice unas cuantas fotos porque se había vestido para la ocasión.

Noé vestía un traje de marinero y busqué una localización donde tuviéramos agua

para que el entorno acompañara al traje.

Noé me conquistó con su mirada comprometedora y su sonrisa,

realmente lo hace desde que tiene 2 años,

mira a la cámara y mantiene la mirada y ya sabéis…

a mí me encanta!!