Boda en el Castillo, Cortes de Navarra

Ainhoa y Sergio, celebraron la ceremonia de su boda en el Castillo de Cortes de Navarra,

un edificio al que todo cortesino le tiene mucho cariño por la implicación y participación de

muchos vecinos de Cortes de Navarra en su restauración.

Se han ido restaurando distintas partes del edificio con la ayuda de profesionales y de vecinos que

desinteresadamente han colaborado por mantener en pie y en mejores condiciones el castillo.

Os invito a que os acerquéis a Cortes de Navarra y visitéis el castillo, merece la pena.

Sergio y Ainhoa celebraron la ceremonia en el patio de armas, adornado

cuidadosamente con unas bonitas sillas, adornos florales a cargo de floristería Nenúfar de Tudela,

y un sinfín de detalles que hicieron de la ceremonia un momento precioso.

Por la mañana cuando reina el silencio y se pueden sentir los nervios

me gusta visitar a la novia en su casa con los preparativos.

Ainhoa estaba tranquila… pero con un gusanillo en el estómago.

Me encanta observar como Pilar Ibañez trata con delicadeza cada parte de su cara

para que luzca aún más espléndida, Ainhoa estaba realmente espectacular.

En casa de Sergio ya se notaban los nervios y el calor, el día prometía!

En casa de Ainhoa no podían faltar esas amigas!!!

Gracias chicas por quereros tanto!!!

Unos preciosos pajecitos acompañaron a los novios hasta el lugar de la ceremonia.

Este año he tenido la suerte de emocionarme, ellos y sus familiares y amigos

hacen que se respire respeto y cariño.

Y por supuesto FIESTA, en esta boda hubo mucha mucha fiesta para un día precioso e inolvidable.

Dar las gracias a mi compañera Natalia Perezgrueso por ser mi media mandarina en esta

y en muchas otras ocasiones.

Segundo cámara: Natalia Perezgrueso

Vestido novia: Status Zaragoza

Traje novio: D-etiqueta

Restaurante: Maher

Peluquería novia: Peluquería Fresón

Peluquería novio: Peluquería S&P

Maquillaje: Pilar Ibañez

Zapatos novia: Fiona

Decoración: Tu día con Sofía

Joyería: Joyería Mª  Isabel

Floristería: Nenúfar